HORARIO DE APERTURA

   Lunes-Viernes 8:30am-20:15pm

​   Sábado-Domingo Talleres

DIRECCIÓN

     Calle de Arganda 16, local 7, 28005, Madrid

     centroinfantilbaobab@gmail.com​

     910463466 / 667841104

     centroinfantilbaobab@gmail.com

 

    CONTACTO

Centro multidisciplinar de Atención a la Infancia y Familia

© 2016 por Carolina del Olmo.

  • Facebook Social Icon

"La Naturaleza del Niño es Dar"

January 25, 2018

 

El dar, el compartir, se manifiesta de forma natural cuando el niño se siente respetado; cuando se siente amado.  En realidad, el dar es intrínseco a la naturaleza humana, pero al sentirnos forzados a hacer algo que en ese momento no elegimos hacer, no permitimos que la entrega fluya naturalmente, no permitimos que se geste la abundancia interna para que pueda expresarse afuera.

 

Es fundamental cuidar los detalles que permitan que el niño se sienta verdaderamente respetado, libre de escoger, de elegir lo que siente y quiere, que se le haga saber que posee un espacio vital propio, el cual no corresponde que sea invadido o violentado y debe ser cuidado con el amor y respeto que merece todo ser humano. 

 

A la par, es importante profundizar y reconocer lo que se nos mueve internamente cuando nuestros niños deciden no compartir. Porque elegir no dar en determinados momentos, también es necesario y válido. Es necesario que aprendan desde muy pequeños a llenar de sí mismos su propio espacio personal, que florezca su amor, su creatividad, su confianza estando consigo mismos, para desde allí, cuando deseen hacerlo, puedan entregar con mayor fluidez y espontaneidad, con mayor honestidad y gracia.  Al final se trata de lograr un equilibrio entre tenerse y entregarse, entre el adentro y el afuera, sólo podremos entregar lo que sentimos que habita dentro de nosotros, y como padres/acompañantes tenemos la labor de hacer espacio para que esto suceda.

 

Aunque el dar es algo natural en el ser humano y nos conecta con nuestros más grandes potenciales y lo que vinimos a entregar a este mundo, hay muchos obstáculos internos en el camino, y están relacionados con la creencia de lo que debe o no debe ser, de lo que calificamos como adecuado o inadecuado, de la no comprensión de la fluctuación natural humana entre el habitar dentro y fuera de nosotros mismos, de la necesidad de tenernos para poder darnos.

 

Los niños aprenden a dar lo que se les es dado, aprenden a reaccionar de maneras similares a las que han visto reflejadas en su ambiente circundante, y esto va más allá de los hechos visibles. Los niños son capaces de absorber lo invisible, lo no dicho, nuestro profundo sentir.  Nuestros niños son nuestros maestros personalizados y nos reflejan aspectos internos que nos corresponde atender para continuar creciendo, evolucionando.  Por ello, como padres/acompañantes cuando nos sentimos afectados por algo relacionado con el dar y el compartir, es un gran momento para reflexionar y cuestionarse:

- ¿Estamos dándonos a nosotros mismos? 

- ¿Nos estamos escuchando? 

- ¿Nos estamos respetando? 

- ¿Estamos teniendo nuestros propios espacios para nutrirnos y florecer?

- ¿Estamos conectando con lo que verdaderamente amamos? 

- ¿Estamos respetando esos espacios de soledad necesarios para poder entregar desde un lugar más amoroso y honesto, desde un lugar más real?

- ¿Estamos dando desde un lugar forzado porque “debemos” dar, o estamos dando realmente desde un lugar de abundancia en el que nos sentimos plenos y llenos de nosotros mismos? 

 

Estamos todos aprendiendo a reconocernos, estamos todos aprendiendo sobre el amor, así que tanto padres/hijos/acompañantes, nos vamos reflejando sobre la marcha, para vivir con mayor responsabilidad y coherencia, para aprender a vivir en sintonía con lo verdaderamente importante, para vivir en resonancia con nuestro corazón.  Aprovechemos lo que nos afecta, lo que se nos mueve internamente para continuar profundizando, para continuar creciendo en amor y consciencia, sin perder de vista que si deseamos que nuestros hijos conecten profundamente con su capacidad de dar y sus grandes potencialidades, tenemos que comenzar a darnos a nosotros mismos, a respetar nuestro propio espacio, a conectar con nuestra propia potencia, para poder acompañarlos a expresar eso que nosotros nos estamos entregando, eso que ellos también vinieron a entregarse y a compartir por naturaleza.

 

 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square