HORARIO DE APERTURA

   Lunes-Viernes 8:30am-20:15pm

​   Sábado-Domingo Talleres

DIRECCIÓN

     Calle de Arganda 16, local 7, 28005, Madrid

     centroinfantilbaobab@gmail.com​

     910463466 / 667841104

     centroinfantilbaobab@gmail.com

 

    CONTACTO

Centro multidisciplinar de Atención a la Infancia y Familia

© 2016 por Carolina del Olmo.

  • Facebook Social Icon

Tenemos una visión psicodinamica del niño, empleando principalmente como método la Terapia de Juego basada en descifrar el significado de éste y del dibujo. Gracias a esta técnica, es posible acceder a aquellas cosas inconscientes que forman la personalidad y manera de actuar del niño. Desde nuestro punto de vista, tenemos en cuenta la teoría de Melanie Klein, donde dice que el niño "se angustia" con las palabras, razón por la cual debe decir de otra manera o por otros medios, aquello que le sucede.

 

El juego es el primer lenguaje del niño y el mejor medio de expresión de su mundo interior. En la terapia se observa cómo éste proporciona constantes asociaciones, las cuales el adulto haría con palabras. Así pues el niño habla jugando, habla con el lenguaje del juego, lenguaje que el psicologo conoce. Además, para el niño es muy tranquilizador saber que alguien entiende lo que él está expresando. Es así como conocemos lo que verbalmente le es difícil comunicar, ayudándole a gestionar sus emociones, su comportamiento y favoreciendo su sano desarrollo, analizando los mecanismos de defensa que utiliza ante las situaciones estresantes que se le presentan.

 

El estrés en los niños puede deberse a muchas circunstancias tales como el nacimiento de un hermano, una mudanza de casa o traslado a otro país; el divorcio de los padres, fallecimiento de un ser querido o pérdida de una mascota, o haber sido testigo o víctima de una acto experimentado como violento entre otros.

 

Nos interesa cómo ha vivido el niño el acontecimiento (su realidad psíquica sobre el suceso). Poco importa que el hecho para los demás haya sido trivial y sin importancia, lo relevante es qué construcción interna ha hecho el niño de un acontecimiento determinado y qué actitud (síntoma) presenta tras éste.

 

De este modo, les ayudamos a resolver conflictos con otras personas, a entender sus propias emociones y las de los demás, a tomar otro punto de vista de los problemas y a tratar soluciones nuevas para las cosas que ya les han pasado. Las metas de la terapia pueden ser específicas como cambios en el comportamiento, mejora en sus relaciones con los amigos o familia; o más generales buscando reducir la ansiedad y aumentar la autoestima. A medida que prosigue el trabajo con un niño, vemos que su relación con la realidad, antes débil y distorsionada por las construcciones internas que él mismo había hecho, mejora y gana gradualmente en fuerza y consistencia.

 

En el juego terapéutico, el niño no sólo vence la realidad dolorosa, sino que aprende a dominar sus miedos internos. Así pues, el psicólogo con esta técnica ayuda a liberar al niño de temores, bloqueos, miedos, sentimientos de culpa o fantasías negativas.

 

Además, analizando siempre cada situación de forma individual y adaptando el modo de aplicación en cada caso, se emplean otro tipo de técnicas como el refuerzo positivo, la extincion o economía de fichas entre otros.

La importancia de las emociones...